Esta iniciativa hace parte del programa de responsabilidad social de la empresa Ultracem y es desarrollada por la Fundación Congo Real con el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo

Texto y fotos por Aldira Chamorro Ojeda

La creatividad, el pulso y la serenidad de los artesanos de Galapa, es una gran experiencia que está al alcance de todos mediante el programa de turismo comunitario denominado “Artesano por un día”.

Esta iniciativa hace parte del programa de responsabilidad social de la empresa Ultracem y es desarrollada por la Fundación Congo Real con el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Artesano por un día  consiste en llevar a los turistas por un recorrido cultural e histórico que inicia en el Museo Arqueológico de Galapa, donde se pueden apreciar elementos de la cultura Mokaná Tayrona y Zenú.

Posteriormente, la ruta llega a la Casa del Artesano, donde un grupo folclórico envuelve a los visitantes con sus notas musicales, llenas de alegría, ritmo y tradición. La muestra de esta expresión cultural está acompañada por un curso de baile relámpago en el que enseñan los paso básicos de la cumbia, puya, garabato y mapalé.

Una vez contagiados por la energía Caribe, los visitantes pasan a una sala, dispuesta con los elementos necesarios para que den rienda suelta a su creatividad, con la guía y supervisión de Luis Pertuz, artesano de reconocida trayectoria en la elaboración de máscaras para el Carnaval de Barranquilla, y presidente de la fundación Congo Real.

Con la sabiduría y paciencia de los maestros, Luis Pertuz, se encarga de entregar las indicaciones a los turistas, convertidos en artesanos temporales, sobre la mejor técnica para utilizar los pinceles, el secado de la pintura y, por supuesto, siempre está dispuesto a brindar su experta asesoría con ese diseño único que se debe dibujar sobre la máscara de torito, tallada en madera, que adorna la parte superior de los lápices.

En el transcurso de esta actividad, los turistas son sorprendidos con una tradicional carimañola y un refrescante y delicioso jugo de corozo.

De esta manera, por un día, todos tenemos la oportunidad de fortalecer nuestros conocimientos culturales en el Museo Antropológico de Galapa, aprender lo básico de los bailes tradicionales, vivir la experiencia del trabajo diario de estos hacedores del Carnaval y degustar la gastronomía local.

Este emprendimiento de economía naranja beneficia a 30 personas entre madres cabeza de hogar y jóvenes de la etnia Mokaná, y permite mostrar cómo en este municipio viven el carnaval los 365 días del año.

Si usted desea convertirse en Artesano por un día, debe comunicarse con la Fundación el Congo Real. Ellos se encargarán de organizarle esta mágica experiencia. En las redes sociales se encuentran como @congorealoficial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here