A pesar de las normas contempladas en el Código Nacional de Policía, que  prohíbe el consumo de licor en el espacio público, la Alcaldía de Barranquilla expidió el Decreto 0037 de 2019, por medio del cual regula el uso de las vías durante las manifestaciones culturales, artísticas y tradicionales del Carnaval de Barranquilla.

El acto administrativo permite la ocupación temporal de las calles y sectores aledaños a los eventos y el consumo controlado de bebidas alcohólicas en las zonas delimitadas. Una vez que la actividad con permiso excepcional haya finalizado, el lugar debe ser evacuado en su totalidad. Es responsabilidad de los organizadores, con su personal logístico, desalojar el lugar o los espacios empleados.

“Los permisos y horarios concedidos por parte de la Administración Distrital a los eventos, desfiles o actividades deben cumplirse y respetarse. Una vez finalicen estos eventos, los asistentes no podrán quedarse ocupando los espacios o sectores donde se realizó el espectáculo”, señaló el secretario distrital de Gobierno, Clemente Fajardo Chams.

El decreto establece, en su artículo 4, que se permitirá el uso excepcional y temporal de las vías públicas adyacentes a los eventos, actos festivos y lúdicos. De igual forma, el artículo 5 ordena que se debe interrumpir la venta de licor 1 hora antes de la finalización del evento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here