La sustitución de vehículos de tracción animal es un plan integral para mejorar la calidad de vida de más de 5.000 personas que se dedican a esa actividad, procurar el bienestar animal, la salud pública y la movilidad. El programa comenzará con 100 beneficiarios.

Mauricio Rosales quiere mejorar su vida, la de su familia y la de Princesa, la yegua que lo ha acompañado hace más de 10 años como carromulero, oficio con el que ha recorrido casi toda la ciudad para ganar el sustento, ahora hace parte de los 100 primeros carromuleros en acogerse a la nueva fase del Plan Integral de Sustitución de Vehículos de Tracción Animal (VTA), puesto en marcha por el Distrito  para garantizar el bienestar tanto del ciudadano como del animal.

A los 36 años, Mauricio quiere ‘romper la cadena’ en la que ya lleva dos décadas, pues visiona a sus cuatro hijos —Kevin, Daniel, Michelle y Sebastián— aprovechando las oportunidades que no veía desde hace mucho tiempo en Barranquilla y que hoy la Alcaldía les ofrece.

Cuenta que sus jornadas de trabajo se inician a las 6:00 de la mañana y pueden extenderse hasta las 10:00 de la noche. Incluyen desde aseo, limpieza y alimentación para Princesa, hasta el recorrido por las rutas de los barrios Me Quejo, El Pueblo, La Manga y Por Fin, donde ofrece frutas y verduras.

Junto a su esposa Celia Barrios y ante la aparición de la pandemia que afectó su presencia en las calles, decidieron emprender una tienda de dulces desde su hogar, en  un pequeño negocio que ha ido creciendo y que esperan  que con la inclusión en el programa de la Alcaldía sea mucho más organizado.

Reconocen que es momento de buscar mejores oportunidades para forjar el futuro de todos y por eso fueron incluidos en el componente central del programa VTA que consiste en promover la reconversión laboral a través de la sustitución definitiva del oficio de conductor, garantizando la disposición adecuada y el bienestar de los animales usados en esta actividad.

Con el apoyo del Centro de Oportunidades de la Secretaría de Desarrollo Económico recibirán  acompañamiento, formación y asesoría personalizada para el diseño y ejecución de su plan de negocios por $5.000.000. Con esta suma podrá impulsar la tienda ‘Donde Celia’ y ampliar la oferta de sus productos, llevar las cuentas claras y mejorar sus condiciones laborales que ya no incluirán extenuantes jornadas a pleno sol o bajo la lluvia, ni dolores de espalda.

En total, serán 100 conductores sustituidos en 2021, y la meta de esta administración es completar este mismo proceso con todos los registrados en el censo distrital, así como decretar la prohibición total en 2024.

Dicha reconversión productiva se hará con base en las necesidades e interés de los beneficiarios, quienes, con el apoyo de la Fundación Santo Domingo, expertos en proyectos de emprendimiento social, podrán escoger entre restaurantes y comidas rápidas, ferreterías, panaderías, reposterías, salones de belleza, taller de confecciones, tiendas, misceláneas, pescaderías, ebanisterías, llanterías, jardinerías, alquiler de lavadoras, entre otras alternativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here