Dianora Suárez, única mujer venezolana que integra la selección Colombia masculina  de fútbol de amputados en el suramericano 2022.

Un accidente en motocicleta estuvo a punto de quitarle la vida, aunque logró salvarse, meses después debieron amputarle su pierna derecha que se había infectado debido a una bacteria que cogió en una clínica de Riohacha en donde la atendían.

Para salvarle la vida fue trasladada a Barranquilla, en donde decidió quedarse a vivir con su familia integrada por cuatro hijos.

Dianora Suárez nació en Venezuela, de allí emigró a Colombia debido a la situación económica que la hizo buscar la manera de mejorar sus ingresos para mantener a sus cuatro hijos,  dos niños y dos niñas,  Daniel de 19 años, Germaiony de 14 años, Javier de 10 años y Gabriela de ocho años.

Ella  llegó a Riohacha, trabajaba  en una funeraria y un día en octubre de 2019 cuando se transportaba como pasajera en una motocicleta sufrió el accidente, con fractura de tibia y peroné, su situación de salud se complicó por la demora en el tratamiento ortopédico y la posterior infección.

Siempre ha estado vinculada a la actividad física, especialmente el deporte, ha sido gimnasta desde muy pequeña, a los ocho años ya era reconocida en su tierra natal en Venezuela.

Dianora obtuvo la nacionalidad colombiana ya que  su padre es colombiano y su mamá venezolana.

En la remodelada cancha de microfútbol del cementerio Calancala la encontramos practicando con el grupo de hombres  que se preparan para el Torneo Suramericano de Fútbol de Amputados, que se desarrollará en  Barranquilla del 14 al 23 de marzo.

Ese torneo es selectivo para el Mundial de Turquía que este año se hará en el mes de octubre.

Dianora es una mujer alegre, su rostro se ilumina y sus ojos se humedecen al recordar los duros momentos que vivió tras su accidente. Hoy está convencida que Dios tiene un propósito con esa limitación que le ocasionó la fatalidad de aquel día, para cambiarle el rumbo a su vida.

Entrena fuerte a la par de sus compañeros y promete estar a la altura del compromiso que significa ser la única mujer del equipo en el que ha sido rodeada por todos con aprecio y reconocimiento a su capacidad de resiliencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here