(Texto Aldira Chamorro Ojeda)

Mayo también es el mes de la Herencia Africana en Colombia, así lo institucionalizó el Gobierno Nacional, mediante la resolución 0740 de 2011 del Ministerio de Cultura, con la finalidad de visibilizar y reconocer el aporte de las comunidades negras, afrocolombianas, palenqueras y raizales a nuestra sociedad.

El 21 de mayo de 1.851 el Gobierno de Colombia abolió la esclavitud mediante la Ley 21. Por ello, esta fecha fue instituida como el Día de la Afrocolombianidad con el decreto 725 del 21 de mayo de 2001.

Por lo anterior, en este mes de mayo, a lo largo de nuestra geografía nacional se están realizando programaciones especiales como reconocimiento a la plurietnicidad que existe en el país y en aras de recuperar la memoria histórica de la población afrocolombiana.

El departamento del Atlántico, sus municipios y las diversas organizaciones afrocolombianas no han sido ajenas a estas conmemoraciones.

Kusuto Ma Gende, como uno de los Consejos Comunitarios afrocolombianos más destacados del territorio, con asentamiento en el municipio de Luruaco, se preparó para afianzar su identidad cultural durante este mes mediante la transmisión de los saberes ancestrales a las nuevas generaciones.

Por séptima vez, y con el apoyo del programa de Concertación Cultural del Ministerio de Cultura, Kusuto Ma Gende se une a la difusión de los aportes histórico-culturales de esta población con la jornada de la afrocolombianidad denominada “Entre tambores y turbantes”.

Marilyn Morales Roa, su representante legal, explica que con esta jornada se lleva un mensaje de paz a través de una programación que inició el 4 de mayo en el corregimiento San Juan de Tocagua y se extenderá hasta el 25 de este mes con un intercambio cultural en el que representantes afro de otros municipios del Atlántico realizarán presentaciones artísticas en la Plaza Central de Luruaco.

Tambores y turbantes

Morales destacó que los niños llevan la sensibilidad y la fuerza de la  música en la sangre. “El propósito es transmitirles ese conocimiento para que continúen la tarea. Cuando un niño afro recibe este saber, en una semana comienza a tocar el tambor, esa herencia ancestral la llevan en las venas”.

Resaltó la importancia del uso de los turbantes porque afianzan la identidad cultural de las mujeres de raza afro, así como los vistosos y artísticos peinados que pueden lucir con sus cabelleras crespas.

“Queremos que el proceso de identidad cultural se mantenga en el tiempo, que nuestros jóvenes se sientan orgullosos de que somos negros, que no se cohíban ni sientan vergüenza porque tienen cabellos crespos o se comen las palabras cuando hablan, es nuestra identidad, eso  nos hace diferentes y debemos sentirnos orgullosos de ello”, afirmó Morales.

La programación de “Entre tambores y turbantes” está conformada por talleres de danza afro, peinados y turbantes; música folclórica; proyección de películas con temática afro; cultura y paz, dirigidos a niños, jóvenes y adultos del municipio de Luruaco y sus corregimientos.

“Les estamos entregando una formación integral de nuestras costumbres ancestrales para que defiendan esta maravillosa cultura sin agresiones, con respeto y tolerancia”, puntualizó Marilyn Morales Roa.

(Foto cortesía Kusuto Ma Gende)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here