La autorización para hacer ejercicios ha despertado un nuevo interés por montar bicicleta en Barranquilla.

A pesar de las incomodidades que pudieron generarle al ciudadano las medidas restrictivas por la pandemia del COVID-19, muchos barranquilleros han aprovechado esta época para realizar actividades recreativas y deportivas autorizadas por la alcaldía, bajo el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y distanciamiento social.

En horas de la madrugada se observa a personas  de muchos sectores de la ciudad manejando bicicleta para ejercitarse, todos usando los tapabocas y manteniendo la distancia con los demás.  En Pasaporte Caribe, reconocemos esa situación como uno de los aspectos positivos que ha marcado esta época de aislamiento.

Un grupo de ciclistas que llega hasta el monumento Ventana al Mundo accedió a contarnos su experiencia, tras hacer el recorrido desde sus casas ubicadas a pocos kilómetros de distancia.

Diovanis, sale a manejar bicicleta y hace la ruta con su padre, un pensionado al que le heredó su nombre. Ellos van en grupo, sin embargo, se mantienen a distancia prudente de sus compañeros para cumplir los protocolos que ha recomendado la OMS y que en Barranquilla han sido implementados para garantizar la seguridad en la salud de quienes hacen deporte.

Del grupo hacen parte además José, Rubén y Jaime un deportista de alto rendimiento que los acompaña para que obtengan una mejor forma física.

Coinciden en que el momento que vive el país demanda estrictos cuidados sanitarios y por eso cumplen los protocolos. Además, les interesa hacer saber a la gente que la vida no acaba aquí, «De esto vamos a salir fortalecidos, queremos llamar la atención de los ciudadanos para que aprovechen la nueva cicloruta que se está implementando en Barranquilla y para que de manera responsable hagan deporte guardando las medidas de bioseguridad».

Cómo ellos, muchas personas en Barranquilla están comprando bicicletas o desempolvando las que tenían guardadas para salir a hacer deporte y proteger su salud.

El aislamiento implementado a través de la cuarentena le genera a las personas mucha ansiedad y eso afecta la salud mental. Igualmente se suben los niveles de tensión y el sedentarismo puede ser un factor de alto riesgo.

Es por eso que estos ciclistas de la vida, cómo ellos mismos se denominan le piden a los barranquilleros que tengan fe. «El COVID-19 va a marcar el rumbo de la historia, el mundo tendrá que acostumbrarse a convivir con esta situación, tenemos la oportunidad de transformarnos en ciudadanos más felices a través del deporte, para transformar nuestra sociedad y diseñar una Barranquilla biosegura, cívica y saludable», afirman los personajes que en medio de la pandemia le apuestan al contagio de la bici.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here