En la cumbre de gobernadores electos celebrada recientemente en Bogotá, el Procurador Fernando Carillo y el director de la Federación Nacional de Departamentos Carlos Camargo hicieron una invitación a los nuevos mandatarios locales para que se le dé la importancia requerida a la implementación de los Acuerdos de Paz en cada uno de sus territorios.

En el encuentro donde además participaron la Presidenta de la JEP, Patricia Linares, embajadores y congresistas, se hizo un llamado a los gobernadores electos a incluir en el primer punto de la agenda de sus planes de desarrollo la construcción de un país en paz y una democracia fuerte que defiende la vida.

“Lo que hemos querido es poner sobre la mesa esas agendas que están invisibles en el futuro de Colombia pero que son fundamentales. Mirar cuáles son los desafíos de una paz territorial que va mucho más allá de los acuerdos de La Habana. Creo que parte del éxito de ustedes señores Gobernadores va a ser dejar atrás esa agenda de contrarios y de bandos opuestos que ha frenado tanto el desarrollo del país en los últimos años”, resaltó el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo.

Por su parte, el Director de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Camargo Assis, invitó a los gobernadores electos a convertir estos temas en una prioridad de sus administraciones desde el empalme, dándole un lugar destacado en sus planes de desarrollo y en sus presupuestos.

“Se trata de diseñar una ruta de acción para trabajar con los nuevos mandatarios  regionales, desde el primer día de gobierno, de manera coordinada sobre los temas que afectan la tranquilidad y la convivencia en las regiones, y que amenazan la democracia y la institucionalidad. La erradicación de los cultivos ilícitos, la protección de la vida de los líderes sociales y defensores de derechos humanos, y la consolidación de los municipios PDET, son temas prioritarios para todos”, precisó el director de la Federación.

Durante el encuentro, los gobernadores electos anunciaron su disposición de aunar esfuerzos y trazar una agenda común, de cara a enfrentar los desafíos en los territorios durante los próximos 4 años.

“Yo soy víctima de la violencia hace 23 años perdí a mi padre en el conflicto y desde entonces me he dedicado a defender la paz. Con mayor razón como gobernador electo del departamento de Nariño representó a las más de 400 mil víctimas. Quiero que los acuerdos de paz se implementen y estaremos trabajando incansablemente para que esto suceda. También iniciar una discusión para la implementación rápida de la sustitución alternativa de las 50 mil hectáreas de cultivos de uso ilícito que están en nuestro departamento”, comentó el electo gobernador de Nariño, Jhon Rojas.

A su turno, los embajadores y representantes diplomáticos ofrecieron su total disposición de trabajar de la mano y ser aliados estratégicos de los gobernadores electos para la implementación de la paz territorial y la ejecución de proyectos sociales y de desarrollo.

(Foto cortesía CanalDigitaldeNoticias.com)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here