El papa Francisco durante su visita a Colombia a ciudades como Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena nos regaló varias frases alentadoras y que deben ponerse en práctica.

El sumo pontífice en cada uno de sus discursos dejó mensajes que han puesto a reflexionar a todos los colombianos. Durante cinco días mantuvo la atención de todos los colombianos por los mensajes plasmados en sus intervenciones.

Podemos resumir algunas de ellas así:

«No se dejen vencer, ni engañar, no pierdan la alegría, ni la esperanza ni la sonrisa».

«No están solos. Somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso. Este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz».

«¡No le teman al futuro! ¡Atrévanse a soñar a lo grande!».

«Basta una persona buena para que haya esperanza, y cada uno de nosotros puede ser esa persona»,

«En este enorme campo que es Colombia, todavía hay espacio para la cizaña. Ustedes estén atentos a los frutos, cuiden el trigo y no pierdan la paz por la cizaña».

A la cultura de la muerte, de la violencia, respondamos con la cultura de la vida, del encuentro»

“La Iglesia es zarandeada por el Espíritu para que deje sus comodidades y apegos”.

“El diablo entra por el bolsillo…”. No se puede servir a Dios y al dinero”.

«Hay que construir paz, no con la lengua sino con las manos y obras»

«Colombia, tu hermano te necesita, ve a su encuentro llevando el mensaje de la paz, libre de toda violencia, esclavos de la paz para siempre».

Los colombianos despedimos en Cartagena al papa Latino, al hombre sencillo  y envestido de una calidez humana inigualable.

 Foto: José Miguel Gómez – Conferencia Episcopal Colombiana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here