Un total de 1.898 familias se beneficiarán con los proyectos anunciados para este año. Las inversiones por $5.325.294.789, facilitarán el acceso a un servicio en condiciones adecuadas

Con la presencia del alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo; el gerente General de Air-e, Jhon Jairo Toro; autoridades de la ciudad, gremios y representantes de la comunidad, se llevó a cabo la firma del contrato para la normalización eléctrica de sectores del barrio La Pradera.

Las obras de normalización en esta zona, considerada eléctricamente subnormal, comprenden la instalación de 252 nuevos postes, 7,034 kilómetros de redes, 27 transformadores y equipos de protección, gracias al desarrollo de este proyecto contemplado en el Programa de Normalización Eléctrica (Prone) con apoyo del Ministerio de Minas y Energía.

Para  Edinson Palma, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de La Pradera, es una buena noticia para la ciudad, ya que hace años  venían  clamando la inversión y hoy parece  un sueño hecho realidad, porque  le va a cambiar la vida a cientos de familias que dejarán  la ilegalidad para cerrar la brecha.

El ingeniero Jhon Jairo Toro, gerente General de Air-e señaló que  el inicio de los trabajos en el barrio La Pradera,  representa un paso importante para lograr la transformación del servicio de energía para el grupo de habitantes beneficiados, quienes en la actualidad cuentan con infraestructura eléctrica en condiciones antitécnicas.

En concepto del ejecutivo de la compañía prestadora del servicio en la región Caribe, las obras tienen como objetivo principal llevar energía eficiente y confiable, mejorando la calidad de vida de los barranquilleros.

Por su parte, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, destacó que este tipo de obras salvan vidas, porque se reducen los costos, mejoran el valor de las viviendas y brindan un entorno más agradable, que igualmente  le da  la oportunidad al usuario de saber lo que consume para que la gente pueda pagar el servicio de manera adecuada.

Un elemento importante lo constituye la posibilidad de acceder al servicio de energía a través de una medición prepago, que se convierte en una buena opción para las personas que trabajan de manera informal, según lo señaló el alcalde.

“La mayoría de estos barrios se formaron mediante la invasión y hemos ido, poco a poco, arreglándolos con la pavimentación de las vías, construyendo puestos de salud, pero a algunos todavía les hace falta la normalización eléctrica y vamos por eso”, dijo el mandatario.

De manera paralela al proyecto de La Pradera,  en otros sectores de la ciudad como Los Olivos, La Esmeralda, Las Américas y Los Ángeles 1 avanzan obras de normalización del servicio.

Próximamente, Air-e iniciará este tipo de proyecto de normalización eléctrica para familias de La Cangrejera, Villanueva, Evaristo Sourdis, San Roque, La Paz, Olaya en La Playa, Los Ángeles 2, Por Fin, Las Flores y Villa del Rosario.

En este sentido, la compañía invitó a la comunidad a cuidar las redes eléctricas y denunciar casos de manipulación de la infraestructura.

En el evento de lanzamiento del proyecto Prone también asistieron Juan Carlos Gómez, jefe de la Oficina de Servicios Públicos de Barranquilla; Miguel Ángel Alzate, personero de Barranquilla; Miguel Linero, defensor del Pueblo regional Atlántico; Juan Carlos Ospino, presidente del Concejo; Samir Radi, concejal de Barranquilla;  los dirigentes gremiales Orlando Jiménez, de UNDECO Atlántico y Yilda Castro, de Fenalco Atlántico; y representantes de Consorcio BRISA (Interventoría) y Deltec (Contratista).

 

Información y fotos cortesía Air-e y Alcaldía de Barranquilla

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here