Policía Nacional y la C.R.A. realizan operativos de control y vigilancia en los municipios del Atlántico.

A través de la instalación de puestos de control en las principales vías y peajes durante la Semana Santa, con el objetivo de proteger y conservar la Palma de Cera y las especies como Iguana e Hicotea, especialmente, que resultan altamente afectadas por el comercio ilegal de su carne y sus huevos durante esta temporada, las autoridades ambientales buscan concientizar a los ciudadanos sobre los riesgos que implica el tráfico de especies.

Los operativos de control iniciaron el sábado 27 de marzo y se mantendrán durante toda la Semana Mayor, acompañados de jornadas de sensibilización ambiental sobre el cuidado y protección de estas especies, recordando a la comunidad que esta conducta está tipificada como delito ambiental en el código penal, donde se establece una multa de hasta de 35 mil salarios mínimos legales mensuales vigentes y de 48 a 108 meses de prisión a quien se encuentre realizando estas actividades.

Se han realizado operativos de control en los municipios de Soledad, Sabanagrande, Santo Tomás y Palmar de Varela, donde también se han realizado ejercicios de concientización a la comunidad para evitar el consumo de estas especies y su importancia para la biodiversidad. También fueron visitadas las iglesias para verificar que los creyentes no utilizaran la Palma de Cera”, puntualizó el director de la C.R.A. Jesús León Insignares.

Teniendo en cuenta que nos encontramos en la época de desove, período en el que estas especies son más indefensas y presa fácil de captura en forma masiva, la C.R.A. está haciendo un llamado para que ayuden a prevenir la captura, comercialización y consumo de estos ejemplares. Estas acciones evitarán su extinción en nuestro departamento. Por esta razón, la Corporación le recuerda a la comunidad que tiene habilitada la línea de atención ambiental 0180001110102 que dispone cada año la autoridad ambiental, en el que se reciben denuncias que permiten contribuir a la protección de la fauna y flora silvestre en el departamento.

El tráfico ilegal de especies silvestres es una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el país y constituye uno de los factores que mayor presión ejerce sobre la fauna y la flora, sin contar la destrucción y fragmentación de hábitats, contaminación y cacería, por lo cual muchas especies se encuentran en condición de amenaza o riesgo», aseguró León Insignares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here