En todos los municipios las mujeres han jugado un papel destacado al ocupar más del 70% de los escaños

En completo orden y guardando todas las medidas de bioseguridad se cumplieron las elecciones de miembros de las mesas de víctimas en los 23 municipios del departamento del Atlántico, incluida la mesa distrital de víctimas en Barranquilla.

Las elecciones para conformación de las mesas municipales de víctimas evidencian un comportamiento ascendente en la participación de quienes se organizan para integrar estos órganos, como es el caso del municipio de Palmar de Varela, ubicado en la zona oriental del departamento, en donde fueron escogidos 23 miembros de una mesa a la que aspiraban candidatos de 141 organizaciones.

El Atlántico no cuenta con ningún municipio priorizado en los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), como se estableció para otras zonas en las que el conflicto armado fue más intenso; sin embargo, por el carácter de departamento receptor de víctimas de desplazamiento forzado hay municipios en los que se observa un mayor interés de las víctimas por pertenecer a las organizaciones que les permiten interactuar con la institucionalidad en busca de la reparación integral que establece la legislación colombiana.

Las mujeres han jugado un papel preponderante al ocupar más del 70% de los escaños en promedio asignados, teniendo en cuenta la obligatoriedad legalmente establecida de asignar no menos del 50% de los cargos en algunos de los enfoques en los que se elige a los representantes de víctimas en cada mesa. En Baranoa, por ejemplo, de los nueve miembros de la mesa, ocho son mujeres y el único hombre elegido fue designado como coordinador por iniciativa de la mayoría femenina, que se declara dispuesta a controlarlo en sus tareas.

Las elecciones municipales fueron tranquilas y muy bien organizadas en cada jurisdicción, en el caso de Barranquilla el fin de semana se eligió a los miembros de la mesa distrital quienes juraron trabajar unidos por la renovación de sus cuadros.

El director territorial de la Unidad para las Víctimas, Alfredo Palencia Molina, hizo un llamado a los miembros de la nueva mesa distrital para que trabajen de manera articulada en pro de las víctimas.

Señaló que es importante el papel protagónico de las víctimas en todos los procesos de participación ciudadana. Anunció un gran evento con víctimas en Barranquilla en próximos días.

Los miembros de la nueva mesa distrital de víctimas en Barranquilla son Noralba Torres, Carlos Alberto Badel, Rosa Elena Caballero, Cindy Paola Agámez Narváez, Yarlenis Larios Rojas, Rocío Marciglia, David García Romero, Martha Isabel Hoyos Ávila, Omaira Arrieta Mercado, Mary Luz Anaya Gordón, Raúl Agamez, Leonor María Bossio, Elvis Correa Gómez, Patricia Verónica García Cisneros, Solbey Aldana, Emil Ochoa, Liliana Agámez, Ana Pino, Victoria María Bustamante, Diana Vásquez, Karen Charris.

El caso de Palmar

Palmar de Varela fue el municipio con mayor número de participantes en las elecciones y se destaca por la forma en que se organizó la elección en cabeza de la Personería municipal, con la colaboración activa de la dirección territorial Atlántico, de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía de ese municipio.

La mesa quedó integrada así: Yadira Escalona, Miguel Angel Charris, Alexandra Bedoya, Nini Acuña, Ana Bravo, Eleinys Leiva, Sandra Sepúlveda, Maritza Jiménez Castro, Wilfrido Torres, Virginia Gómez, Sandra Mercado, Ana Milena Yaya Barrios, como coordinadora fue ratificada Arneris Sofía Romero Salcedo.

Para el director territorial de la Unidad para las Víctimas en el Atlántico, Alfredo Palencia Molina, este nivel de participación de las víctimas significa que el ejercicio de la democracia en Colombia no se circunscribe a la elección de autoridades gubernamentales del orden nacional y regional y que las víctimas, aún en medio de sus dificultades y necesidades, son conscientes del papel que desempeñan en la sociedad para lograr la reparación, restitución y atención “por parte de quienes entendemos que ellos han sufrido hechos que jamás debieron ocurrir”.

En su concepto la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas ostenta la calidad de ser una entidad con los mayores y mejores mecanismos de participación para que las víctimas defiendan sus derechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here